Todo lo que NO debes hacer con tu coche nuevo

Дата публикации: , автор:

Todo lo que NO debes hacer con tu coche nuevo

Todo lo que NO debes hacer con tu coche nuevo

Cuando salimos del concesionario con las llaves de nuestro coche nuevo en las manos todos sentimos la necesidad de ponerlo a prueba, pegar acelerones para ver cómo reacciona, probar los frenos in extremis o, incluso, recorrer km y km hasta que el cansancio pueda con nosotros.

Pues bien, aunque sean los deseos de todos los apasionados del motor, los expertos reconocen que estas y otras acciones están en el extremo opuesto de cualquier recomendación sobre cómo cuidar un coche nuevo. Si estás a punto de estrenar vehículo, no lo pongas en marcha hasta leer las prácticas que no debes seguir si quieres alargar su vida útil.

Cuidado del coche nuevo

  1. Acelerar con el motor frío. Puede suponer un gran número de problemas en el futuro, sobre todo, cuando el coche no ha alcanzado la temperatura de servicio. Si pisas el acelerador a fondo, los pistones pueden desplazarse demasiado rápido por los cilindros y traspasar las imperfecciones a las paredes del motor.
  2. Viajar distancias muy cortas. Ni los excesos ni los defectos son buenos en el mundo del motor. De la misma manera que recorrer una gran distancia nada más salir del concesionario está fuera de todos los consejos para cuidar un coche nuevo, los pequeños recorridos pueden provocar daños permanentes. Si la distancia es muy pequeña, el motor no alcanzará la temperatura de servicio. Alarga los viajes (un poco) y, tras apagar el motor, deja que se enfríe por completo, para culminar el ciclo sin variaciones.
  3. Pasarse de revoluciones. Para cuidar un coche nuevo, se recomienda rodar siempre por debajo de la línea roja del tacómetro. Puedes consultar el manual de usuario o preguntar en el concesionario, antes de salir, cuáles son las revoluciones recomendadas para los primeros km de tu modelo.
  4. Activar la velocidad de crucero. La tentación de conducir con este modo en marcha siempre está presente. Pero, durante las primeras rodaduras, se debe evitar porque mantiene constantes las revoluciones. Se recomienda jugar con las marchas, cambiar con frecuencia sin llegar a apurar ninguna. En este sentido, las ciudades y las carreteras con curvas constituyen los mejores escenarios para estos primeros km de nuestro coche nuevo.
  5. Cargas excesivas o remolques. Retomamos el tema de los excesos. Cuanto más cargado vaya nuestro coche nuevo, más tendrá que tirar el motor, más gas exigirá y, por lo tanto, mayor aceleración. Volvemos al principio.

Aunque todos los vehículos salen ya de fábrica preparados para rodar, los consejos sobre cómo cuidar un coche nuevo pasan por estas restricciones. Normalmente, el fabricante establece el tiempo y los km necesarios para esta adaptación a la rodadura en la que, lo principal, es no causar ningún daño irreparable al vehículo.

En cuanto tu coche nuevo haya superado este proceso de adaptación, puedes empezar a personalizarlo con los mejores accesorios para que deje de ser igual a todos los que salen del concesionario.  


Размещать отзывы могут только зарегистрированные пользователи.
Разместить отзыв, выполнив вход в систему Зарегистрироваться