Luces de Xenón: ¿Qué son? ¿Puedo utilizarlas en...

Publié le par

Luces de Xenón: ¿Qué son? ¿Puedo utilizarlas en mi coche?

Luces de Xenón: ¿Qué son? ¿Puedo utilizarlas en mi coche?

En muchos posts, insistimos en la importancia de la buena visibilidad en la carretera: tanto de hacerse visible como de ver bien. Para ello, por supuesto, necesitamos contar con buenas luces (¡y encenderlas¡). En este sentido, son muchos los conductores que preguntan por las bombillas y luces de xenón.

En muchos casos, la elección de las luces de xenón está motivada únicamente por su aspecto estético, ya que este tipo de bombillas se ha puesto de moda en los últimos años. Pero, además de su aspecto, es importante señalar otros factores como su legalidad y la seguridad en la carretera.

¿Qué son las luces de xenón?

Las bombillas de xenón son una evolución de las lámparas halógenas y se caracterizan por contener, en su interior, gas xenón mezclado con otros tipos compuestos halogenados, lo que le confiere su peculiar 'luz azulada'. Este tipo de luces fue incorporado la primera vez en 1991, en las luces de cruce del BMW Serie 7. Diez años más tarde, también se incorporaron a las luces de carretera, dando paso a las luces bixenón, o sea, en los dos tipos de luces delanteras del coche.

¿Las luces de xenón están permitidas?

En el caso de que tu coche cuente con las luces de xenón instaladas de fábrica, no hay discusión: están homologadas y cumplen con todas las normativas. El problema surge cuando se hacen modificaciones en el vehículo, ya que no todos los modelos pueden lucir las luces de xenón.

Como nos recuerdan desde la ITV, si optamos sencillamente por un kit de conversión de las bombillas del coche, cometemos tres importantes irregularidades ya que pondremos luces de xenón en focos que - en principio - no son aptos para ellas. Tampoco contaríamos con un regulador automático de altura para ellos, un requisito fundamental para no deslumbrar a los demás conductores en la carretera. Tampoco tendríamos el sistema conocido como lavafaros, imprescindible para evitar los riesgos de deslumbramiento.

El cambio únicamente estaría permitido en el caso de contar con un kit que cumpla con los tres requisitos anteriores: luces homologadas, regulador automático y el sistema lavafaros. De lo contrario, pondríamos enfrentarnos a una multa e inmovilización del vehículo, además de una pérdida de dos puntos de carné.

Si optas por hacer el cambio - siempre respetando las exigencias legales - debes acordarte de homologarlo en la Inspección Técnica de Vehículos. Para hacerlo, es necesario presentar el informe del taller encargado de la modificación para demostrar que todos los accesorios utilizados son homologables.

Si tienes alguna duda sobre las luces de xenón o sobre otros tipos de modificaciones en tu vehículo, en CKC Tuning estamos a tu disposición para asesorarte, sin ningún compromiso.

Commentaires: 0

Seuls les utilisateurs inscrits peuvent poster des commentaires.
Se connecter et poster un commentaire S'inscrire maintenant